De mi seguidor E.R. How he met Laura Lló: Vodka Martini

"Piernas torneadas que salían de una mini, pelo corto, pocas prendas, femenina y graciosa, así la imaginaba mientras esperaba su entrada. Desechaba una y otra de las que llegaban ya sea porque entraban en grupos, en parejas o simplemente porque no parecían buscar a nadie.

Había pedido agua con gas y elegí la terraza pues sabía que ella fumaba. Deseaba tomar vino pero no quería parecer ostentoso al esperarla con una botella tampoco deseaba obligarla a tomar vino. Mientras reflexionaba sobre la bebida se acerca al maître una joven más bien pequeña con un vestido de cuadritos Chanel por debajo de las rodillas, una cartera negra elegante con unos zapatos clásicos el conjunto lucia elegante y parco. Se retiró unos lentes oscuros grandes, parecía preguntar algo, lucia pausada. Su mirada barrió el lugar encontrándose con la mía. Al instante supe que era ella, se acercó yo me puse de pie sonriente y estúpido; ella me regaló una sonrisa escasa.

En lo único que había acertado fue en que portaba pocas prendas. Su perfume era exquisito y lo tome como un buen presagio, sus labios estaban delicadamente pintados, sus manos cuidadas-

-¿Que deseas tomar?

 El conjunto era armónico pero no se correspondía a la Laura de las historias.

-Un vodka Martini, a pesar de la hora.

Su sonrisa fue más amplia y cruzó las piernas, lindas piernas. Sentí que enfundaba el arma, que los sables bajaban, encendió un cigarrillo y yo acepté uno.

-Ha sido una agradable sorpresa, me dijo. Últimamente no he tenido suerte.

No hacía movimientos ni gestos innecesarios, para mí no ha sido menos le dije, conversamos como si retomáramos la vieja conversación, luego de varios Marlboros y varios tragos veo nuestro reflejo en el cristal, su silueta juvenil con gestos delicados y la figura del señor mayor, del anciano que se pregunta si habrá otro encuentro”.

E.R.


Comentarios


Envía un comentario

Tu nombre:

Tu email:

Comentario: