#HowYouMetLauraLlo De mi seguidor M.A.A.M: Encuentro en La Cafetera

Me puse una de las camisas que más me gustaban, la combiné con el pantalón, me llené de ilusión, me perfumé, al espejo me miré y me dije; estoy listo para verme con ella. Hacía tiempo que esperaba este momento, así que no podía estar más contento. Salí y a la famosa y frecuentada Cafetera me dirigí. Era este uno de los lugares más visitados y conocidos de La Zona Colonial.
Ella, la protagonista de mi cita, era todo un misterio para mí, Laura Lló, conocida escritora, sensual y atractiva, así me la imagino yo, de mente abierta y con una prodigiosa inteligencia. Llegué, pedí un café y a esperarla a ella me senté. Pasaron más o menos diez minutos cuando apareció a la puerta de la Cafetera una mujer elegante, segura de sí misma, con una mirada penetrante, pelo castaño hasta los hombros, labios bien definidos, sensuales y atractivos. Miró hacia el lugar donde me encontraba y enseguida supe que era ella, me había quedado muy corto en mis expectativas, su cuerpo parecía hecho a mano y moldeadas las piernas que lo sostenían. Le dije: (no sin evidenciar un poco de nerviosismo) ¿eres Laura ?...y ella asintió con un movimiento de cabeza. Me paré, le acomodé la silla y le pregunté qué que quería tomar.
Así empezó aquel encuentro. Cuando ella dejó escuchar por primera vez su voz, a mí me pareció un sublime canto, era dueña de un tono de voz dulce y melodioso, comenzó a contar sobre su vida, sobre sus planes y sueños y yo a escucharla ensimismado. Pasó el tiempo sin darnos cuenta y decidimos cambiar el café por vino y de ahí fue maravilloso todo lo que devino. Había una atracción notoria, las miradas, las sonrisas, los toques de mano, la falta de prisa. Ocurrió todo de manera tan natural, que me pareció que la conocía de mucho tiempo atrás. Para no alargar la historia les debo confesar que nos besamos apasionadamente y sin parar, hasta que se nos enrojecieron los labios, hasta que ya no podíamos más...fue todo tan excitante que no hay ni habrá manera de aquel encuentro no recordar...ella era sencillamente impresionante, fantástica y fenomenal, a una mujer como ella no hay modo alguno de que la puedas olvidar. Ahora no sé si soy Lló o yo, quedé tan compenetrado con ella que hasta eso se me olvidó.
 
M.A.A.D


Comentarios

Me encanto, me facino ...Muy ? Linda historia
Sent on 11/07/2016


Envía un comentario

Tu nombre:

Tu email:

Comentario: