Diario de Laura

El jodido instinto

Publicado el 17 de en Diario de Laura | 8 Comentarios

Ya sé que conozco perfectamente la teoría. El instinto es eso que avisa desde el cuerpo que algo no anda bien. Pero entonces, racionalizamos y la cagamos. Es el momento en el que algo no nos cuadra. Nos late. Nos parece confuso, nos parece trampa. Pero algo en nosotras no puede evitar, al menos por un momento, caer en la tentación de querer "descubrir", quién es en realidad ese hombre que un día hace que te sientes a su lado, y en los sucesivos te llama cada día y te comienza a decir cosas bonitas.



¿Y dónde está el piloto?

Publicado el 21 de Julio en Diario de Laura | Sin comentarios

Aún recuerdo esa película que veía repetidas veces en televisión en mi infancia. “¿Dónde está el piloto?”. Era una comedia americana extravagante, que a mi edad resultaba graciosa. De ahí, y en esa niña precoz que albergaba… me fijé en los uniformes de los pilotos. Y cuando adquirí más edad y comencé a transitar aeropuertos y hoteles decidí que alguna vez debía tener un romance con un piloto.

No es de extrañar entonces que me llamara la atención esa foto de un seguidor que debe ser reciente, pues nunca antes habíamos interactuado. No lo pude evitar y escribí un comentario que entiendo fue respetuoso, y puso un gentil like.

Horas más tarde, estando ya en mi computadora en casa, vi su foto sin uniforme. Admito que entré a revisar sus fotos, su muro. Encontré una mirada que café oscuro me absorbía, me ataba a ella despertando mi curiosidad. Lo prefiero con barba, sin duda… Me llenó de inquietud ese misterio. Esos rasgos varoniles, de oriente medio, esa mirada firme y tierna, al mismo tiempo. Su cadenita, su pelo que invita  a hundir los dedos en ellos…



De mi seguidora WW. Café peligroso

Publicado el 18 de Junio en Diario de Laura | Sin comentarios

La primera seguidora que se anima con #HowYouMetLauraLló Fantástica narrativa de unos momentos donde se encuentra conmigo. Disfrútenla. Firma como WW 

 

"Domingo en la tarde, luego de almorzar, hacer la siesta y tomar café, salí a tomar  un aire diferente al acostumbrado de domingos.  Vi parqueos disponibles en el Mall, todo apuntaba  que allí tomaría mi segundo café.  Caminaba  en aire fresco, al ritmo de los demás, relajada, fluida,  en armonía.  La gente lucía igual, además de amable,  pulcra, con poco excentricismo.   Aunque no  buscaba nada en particular,  entré a las tiendas, me detuve a mirar algunas piezas, de esas diferentes, con texturas, colores y estilo mixtos, inesperadas en lugar, en temporada.   Me percaté de que alguien coincidía conmigo,  uno de esos momentos en el que dos mujeres tocan la misma pieza al mismo tiempo y alguien cede.  Muchas veces solo pasa, otras veces uno se detiene y mira el rostro de la persona y dice,  gracias....   Enfocándome al objetivo inicial, fui a tomar mi café,   mucha gente decidió lo mismo, a la  misma hora.  Esperaba,  sin mucho interés en el  entorno levanté la mirada,  vi entrar a la fila de espera a la chica con quien  coincidí en las tiendas.   Sin estereotipo definido, ni clásica, ni fashion,  ni de Jet Set.    La chica de rasgos de cualquier lugar de Latinoamérica, pelo ondulado, arreglado, claroscuro, vestía  ropa clara,  sencilla pero sobria, de caída, buen gusto y buen corte.   

 
WW


De mi seguidor E.R. How he met Laura Lló: Vodka Martini

Publicado el 17 de Junio en Diario de Laura | Sin comentarios

Estoy emocionada compartiendo con ustedes las historias maravillosas de mis seguidores. Les pedí que se inventaran una historia de un encuentro conmigo. También a las seguidoras. Qué vestiría, dónde quedaríamos, qué tomaríamos. Comparto esta historia maravillosa de E.R. , con una prosa fantástica.

"Piernas torneadas que salían de una mini, pelo corto, pocas prendas, femenina y graciosa, así la imaginaba mientras esperaba su entrada. Desechaba una y otra de las que llegaban ya sea porque entraban en grupos, en parejas o simplemente porque no parecían buscar a nadie.

Había pedido agua con gas y elegí la terraza pues sabía que ella fumaba. Deseaba tomar vino pero no quería parecer ostentoso al esperarla con una botella tampoco deseaba obligarla a tomar vino. Mientras reflexionaba sobre la bebida se acerca al maître una joven más bien pequeña con un vestido de cuadritos Chanel por debajo de las rodillas, una cartera negra elegante con unos zapatos clásicos el conjunto lucia elegante y parco. Se retiró unos lentes oscuros grandes, parecía preguntar algo, lucia pausada. Su mirada barrió el lugar encontrándose con la mía. Al instante supe que era ella, se acercó yo me puse de pie sonriente y estúpido; ella me regaló una sonrisa escasa."



Atracciones híbridas... Relaciones ambiguas...Amistades peligrosas

Publicado el 22 de Mayo en Diario de Laura | Sin comentarios

Flotaba este sábado como alguien que se niega a experimentar otra sensación diferente al placer. Placer al hacer las diligencias mañaneras, al desayunar, al preparar la comida para seres queridos, esa forma tan hermosa de demostrarles amor... Música, siesta, música de vuelta. Baños, mascarillas, mimos. El murmullo de haberme perdido el concierto de Alejandro Sanz, pero maizado por Stan Getz & Joao Gilberto que acunan mi oído con un bossa jazz maravilloso.

Pensaba en esas atracciones híbridas, en eso ambiguo que es amistad pero que más allá es una amistad con atracción. Nos sentimos fascinados, atraídos y es muy parecido al enamoramiento, pero yo diría que mucho mejor. De los hombres que he tenido a mi lado, adoro a aquellos que fueron mis amigos, que no importaba la actividad o el tiempo compartido, no nos hartábamos de hablar, reír, hablar más, comer, ir a conciertos, compartir con más gente.



<<Anteriores