De mi seguidora Pachy Ramírez: How I met Laura Lló

Publicado el 21 de Junio en Ficciones peligrosas | Sin comentarios

Domingo 19 de junio, con todas las probabilidades de lluvia del mes (había lavado el carro).

Un día como hoy, hace 6 años...habíamos tenido nuestro primer intercambio de correos. 

Yo de freca, trascendía y la "más fan", me había animado a escribirle aquel sábado del 2010, día en el que ella había publicado la Carta Peligrosa dedicada a "Aquel que me dio ese NO beso".

Recuerdo muy bien ese día. ¿Cómo olvidarlo? ¿Cómo olvidar ese ímpetu que me llevó a contarle a Laura que mi susodicho me había escrito para no dejara de leer la página 46 de Diario Libre...porque pareciera que fui yo quien la había escrito para él? 

Este domingo era un día perfecto para que finalmente se me diera: ponerle rostro a mi escritora favorita, Laura Lló.

No puedo negar que ese café dominguero me supo al café que uno disfruta tanto en una terracita europea viendo gente bonita pasar. Mientras lo tomaba, no dejaba de pensar y hacer apuestas en mi cabeza de cómo sería mi encuentro con ella. 



De mi seguidora WW. Café peligroso

Publicado el 18 de Junio en Diario de Laura | Sin comentarios

La primera seguidora que se anima con #HowYouMetLauraLló Fantástica narrativa de unos momentos donde se encuentra conmigo. Disfrútenla. Firma como WW 

 

"Domingo en la tarde, luego de almorzar, hacer la siesta y tomar café, salí a tomar  un aire diferente al acostumbrado de domingos.  Vi parqueos disponibles en el Mall, todo apuntaba  que allí tomaría mi segundo café.  Caminaba  en aire fresco, al ritmo de los demás, relajada, fluida,  en armonía.  La gente lucía igual, además de amable,  pulcra, con poco excentricismo.   Aunque no  buscaba nada en particular,  entré a las tiendas, me detuve a mirar algunas piezas, de esas diferentes, con texturas, colores y estilo mixtos, inesperadas en lugar, en temporada.   Me percaté de que alguien coincidía conmigo,  uno de esos momentos en el que dos mujeres tocan la misma pieza al mismo tiempo y alguien cede.  Muchas veces solo pasa, otras veces uno se detiene y mira el rostro de la persona y dice,  gracias....   Enfocándome al objetivo inicial, fui a tomar mi café,   mucha gente decidió lo mismo, a la  misma hora.  Esperaba,  sin mucho interés en el  entorno levanté la mirada,  vi entrar a la fila de espera a la chica con quien  coincidí en las tiendas.   Sin estereotipo definido, ni clásica, ni fashion,  ni de Jet Set.    La chica de rasgos de cualquier lugar de Latinoamérica, pelo ondulado, arreglado, claroscuro, vestía  ropa clara,  sencilla pero sobria, de caída, buen gusto y buen corte.   

 
WW


De la saga Al Amor de mi Vida: quién fuera el batiscafo de tu abismo...

Publicado el 18 de Junio en Cartas peligrosas | 1 Comentario

El silencio se prolonga mientras los días pasan. Tu propuesta de vernos se ausenta y parece perderse para siempre. De algún modo me pusiste un alto y ahora todo está en tus manos. No pienso mover un dedo. Creo que ya fue suficiente.

No sé si la idea de visitarme en la soledad de este espacio, te asusta. Esa explicación ya te he dicho que me parece lógica y que, además, la prefiero a cualquier otra. De pronto rompes el silencio con un like a un tweet y te odio mucho. Leer tu nombre escrito es llenar mis pupilas de amor. Como una quinceañera. Ante ti no tengo edad, ante ti no importa lo que haga o lo bien que esté. Ante cualquier contacto contigo se hace evidente que no te tengo, y que sigues siendo ese amor que todo lo paraliza.

Analizo la frase que te gustó. No sé si te gustó porque te identificas o por lo que de mí dice. Porque pienso que para ti, imaginarte que a estas alturas siga estando disponible, es como una tentación que abre las manos y se extiende... Como una profecía, algo que está escrito y que no puede romperse.



De mi seguidor E.R. How he met Laura Lló: Vodka Martini

Publicado el 17 de Junio en Diario de Laura | Sin comentarios

Estoy emocionada compartiendo con ustedes las historias maravillosas de mis seguidores. Les pedí que se inventaran una historia de un encuentro conmigo. También a las seguidoras. Qué vestiría, dónde quedaríamos, qué tomaríamos. Comparto esta historia maravillosa de E.R. , con una prosa fantástica.

"Piernas torneadas que salían de una mini, pelo corto, pocas prendas, femenina y graciosa, así la imaginaba mientras esperaba su entrada. Desechaba una y otra de las que llegaban ya sea porque entraban en grupos, en parejas o simplemente porque no parecían buscar a nadie.

Había pedido agua con gas y elegí la terraza pues sabía que ella fumaba. Deseaba tomar vino pero no quería parecer ostentoso al esperarla con una botella tampoco deseaba obligarla a tomar vino. Mientras reflexionaba sobre la bebida se acerca al maître una joven más bien pequeña con un vestido de cuadritos Chanel por debajo de las rodillas, una cartera negra elegante con unos zapatos clásicos el conjunto lucia elegante y parco. Se retiró unos lentes oscuros grandes, parecía preguntar algo, lucia pausada. Su mirada barrió el lugar encontrándose con la mía. Al instante supe que era ella, se acercó yo me puse de pie sonriente y estúpido; ella me regaló una sonrisa escasa."



De Bruno Di Pola NY SDQ

Publicado el 12 de Junio en Ficciones peligrosas | Sin comentarios

Comparto con ustedes este relato en el que un seguidor recrea cómo se imagina conociéndome en persona. Me encantó y me halagó esa descripción de mujer de mundo, sofisticada, espontánea, que rompe sus propios esquemas para ser feliz. Gracias Bruno Di Pola, exquisita prosa.

"Conocí a Laura Llo en el mostrador de aceites perfumados, de la quinta planta de Bloomingdale´s, Lexington Ave, New York.

Vestía un elegante "talleur" de color salmón, ¿Chanel, Givenchy? y tenia mucha prisa. Toda la prisa posible para alcanzar un vuelo de mediodía JFK-SDQ. Con un gesto suave, lento, se deshizo de sus lentes de sol, los dejó sobre la mesa, donde le envolvían los regalos, me miró de soslayo excusándose de la violencia de su actitud, y yo generoso, elegante y discreto le respondí con unas escasas palabras: "la prisa nos mata la ternura".



<<Anteriores